Modelos y Dibujos Industriales

La importancia de proteger los dibujos y modelos industriales

En principio, todo instrumento tecnológico –en los transportes, en las comunicaciones, en la industria alimentaria, en todo…- pasa por un proceso de diseño previo que demanda horas, días, años de intenso trabajo.

Una definición jurídica nos presenta al dibujo industrial como “toda reunión de líneas o de colores, bidimensional o tridimensional, que pueda servir para la fabricación de un producto industrial o artesanal” y, al modelo industrial, como “toda forma obtenida en herramientas o instrumentos conocidos que permitan agregarles una función especial, para facilitar y mejorar su uso”.

Pero ya en el papel como en la pantalla de su computadora, el dibujo del innovador modelo industrial puede ser visto y hasta copiado por alguien, para utilizarlo deslealmente. Feo decirlo; pero la historia de la industria nos muestra muchos ejemplos de verdaderas guerras judiciales entre inventores o entre empresas, por los derechos sobre un modelo industrial.

Para evitarlo, han sido creados leyes y tratados e inclusive toda una base mundial sobre dibujos y modelos,  que ofrecen a los titulares de los diseños industriales los instrumentos necesarios para proteger el producto de su trabajo e inversiones.

Y nosotros, en Coronell, Lam & Asociados, contamos con los instrumentos tecnológicos y el personal más calificado, para registrar y proteger sus dibujos y sus modelos, conforme los parámetros y los requerimientos establecidos en la legislación.

Con treinta años de experiencia en el campo del registro y la defensa de patentes y derechos de autor, en la Zona Libre de Colón, Panamá, estamos en la mayor capacidad de asesorarlo durante el proceso de registro de un modelo o dibujo industrial.

Somos profesionales en las áreas de comercio internacional y comercio local y entre nuestras diversas especialidades, somos expertos en el registro y la protección de marcas, patentes, diseños y dibujos industriales y la elaboración y revisión de contratos comerciales.

El prestigio, obtenido a lo largo de una amplia trayectoria, es nuestra carta de presentación.  Nos complacerá conocer su caso; guiarlo, servirle. ¡Nos complacerá atenderlo! ¡Solamente, comuníquese con nosotros!





relacionados