ene 13, 2016 Blog

Panamá refuerza medidas contra la piratería

Las medidas contra la piratería vigentes en Panamá son aplicadas para las marcas que esten Registradas en la Republica de Panamá y hacen mas efectivas cuando se registran ante la Autoridad Nacional de Aduana.

La necesidad de actuar en defensa de sus derechos se puede presentar desde dos perspectivas:

 

  1. La presentación de una denuncia contra una empresa a la que se considera que está infringiendo las leyes sobre propiedad industrial, derechos de autor y derechos conexos.
  2. En el sentido inverso, que un competidor interponga una denuncia en su contra o, simplemente, a discreción o por azar, que la Autoridad Aduanera decida hacer una inspección a sus mercaderías.

Esta normativa es relativamente reciente, emanada de un Decreto Ejecutivo de octubre de 2015, en que Panamá introduce modificaciones a disposiciones de 1996, con el fin de combatir la piratería de patentes , marcas y obras protegidas por el derecho de autor.

Conforme lo establece el decreto más reciente,  la Autoridad Nacional de Aduanas tiene facultades para inspeccionar y/o retener, en todo el territorio nacional, mercancías en trámite, sujetas a cualquier destinación aduanera, que puedan estar infringiendo disposiciones sobre propiedad industrial, derechos de autor y derechos conexos. Puede hacerlo por denuncia, discrecionalmente o al azar.

Para hacer las inspecciones, se toman en cuenta factores como:

 

  • Mercancías consignadas a nombre de compañías que aparezcan en las listas de presuntos falsificadores, suministradas por los titulares de los derechos afectados o sus apoderados registrados.
  • Mercancías procedentes de consignatarios de mercancías falisificadas, reincidencia en dicho comportamiento y/o cualquier otro factor que la prestación del servicio y las prácticas comerciales indiquen.

La Autoridad Nacional de Aduanas puede, inclusive, realizar inspecciones ante la sospecha de que una mercadería pueda vulnerar los derechos de propiedad intelectual, para informarlo a la autoridad aduanera del país de destino de la carga.

En caso de inspección, a la Autoridad Nacional de Aduanas le corresponde enviar una notificación al propietario del derecho protegido, por medio de un abogado o una firma de abogados idónea y debidamente registrada, ante esa entidad.

De la misma manera, la empresa que sienta vulnerados sus derechos, deberá contar con un abogado o una firma de abogados, quienes son las personas de primer contacto a quienes se dirige la Autoridad de Aduana, cuando retiene un contenedor.

Las soluciones están en Coronell, Lam y Asociados. Le ofrecemos un paquete especial de los dos registros necesarios para que cuente con la adecuada protección. ¡Sólo póngase en contacto con nosotros! ¡Estamos para servirle!