jul 15, 2016 Blog

El Canal Ampliado Demanda Tomar Precauciones

Todos estamos de acuerdo en que la gigantesca ampliación del Canal de Panamá vino a revolucionar la industria marítima y el comercio global, pero el aumento del tránsito de mercancías por nuestros puertos y zonas libres también implica el riesgo de un aumento en la falsificación.

Ciertamente, nuestras autoridades aduanales ya están implementando un bien elaborado plan logístico, con  avanzados sistemas de vigilancia, con el fin de controlar el tránsito de mercancías falsificadas, pero siempre será importante para el sector empresarial adoptar todas las medidas que sean necesarias, para proteger sus derechos de propiedad industrial.

Coronell, Lam y Asociados –fundada en 1968 en el sector del Canal de Panamá donde se encuentran las mayores instalaciones portuarias del país y la Zona Libre de Colón- con un equipo de profesionales altamente calificado, tiene una amplia experiencia en materia de derechos de autor y derechos conexos y está preparada para brindarle sus servicios.

Nadie puede tomar como propia  o modificarla una marca y un producto, si no cuenta con la expresa autorización del propietario, y nuestros equipos humano y tecnológico están dispuestos para que usted reciba la asesoría que necesite y haga valer su propiedad industrial.

La inquietud por el eventual incremento de falsificadores que tratarán de sacar provecho a la intensificación de labores en el Canal, los puertos y la Zona Libre no es para menos. El Canal Ampliado de Panamá, inaugurado el recién pasado 26 de junio de 2016, es gigantesco.

Gigantesco el Canal; gigantescos los megabarcos “Post Panamax” que pueden pasar por el Canal con hasta 14 mil contenedores; gigantesco el tránsito de mercancías entre Asia y América. De ello deriva un nuevo concepto del comercio mundial, que se materializa en generación de empleo y fortalecimiento de la economía local; pero también alerta sobre los citados inconvenientes.

La apertura del Canal Ampliado  significa que en los puertos se están realizando inversiones millonarias y que en los astilleros se están fabricando a ritmo acelerado los nuevos barcos comerciales con esloras equivalentes a cuatro canchas de futbol y una manga máxima de 32 metros, un calado de 12 metros y un calado aéreo de 60 metros  (equivalente a un edificio de 20 pisos, cada uno de ellos de tres metros de altura).

Ya nuestras autoridades aduanales están preparadas, capacitadas y facultadas para realizar inspecciones en la carga en tránsito, en nuestros puertos y Zonas Libres, con equipos tecnológicos de punta. Pero no hay que esperar a que nos avisen que detectaron mercancías nuestras falsificadas, para comenzar a defender nuestros derechos intelectuales. En Coronell, Lam y Asociados le brindamos todo el apoyo que necesite, para que tome las precauciones que sean necesarias.