abr 13, 2016 Blog

Colón Puerto Libre, una perla en el Atlántico

Con el establecimiento de un sistema económico especial, que declara a la ciudad de Colón como puerto libre, Panamá aspira a dinamizar la vida comercial, económica y turística de la costa atlántica.

Toda vez que haya sido reglamentada –dentro de los próximos cuatro meses- la denominada Ley Colón Puerto Libre permitirá a todas las personas que visiten Colón –panameños o extranjeros- comprar artículos libres de impuestos. Los nacionales tendrán acceso a artículos sin impuestos por un monto de mil balboas, dos veces al año, y los extranjeros podrán hacer compras sin límites de suma.

La Ley 7, sancionada por el presidente Juan Carlos Varela, y promulgada el 4 de abril del presente año 2016, contiene disposiciones largamente esperadas, como complemento de la Zona Libre de Colón. Los beneficios de la ley se extenderán a las 16 calles de Colón, con lo que se quiere convertir a la ciudad en atractivo para el turismo.

La exención de impuestos, contribuciones, gravámenes, tasas o derechos aduaneros llega acompañada por proyecto gubernamental denominado “Renovación Urbana de Colón”, para la construcción de viviendas, centros de salud, escuelas, complejos deportivos, un nuevo sistema de alcantarillado y la restauración de edificios históricos.

Se presupuesta una inversión de 800 millones de balboas, en la reconstrucción de la ciudad y el desarrollo de programas sociales y de seguridad, esfuerzo que Panamá espera ver retribuido con una actitud favorable de los servidores públicos, los empresarios privados y todo el pueblo de Colón.

Pero los inversionistas también podrán disfrutar los beneficios concebidos en la Ley 136, de 31 de diciembre de 2013 (Que actualiza el régimen fiscal aplicable para la rehabilitación y puesta en valor del Conjunto Monumental Histórico del Casco Antiguo de la ciudad de Panamá) que podrá aplicarse integramente en las 16 calles y Avenidas de la ciudad de Colón.

Esta Ley  otorga beneficios fiscales e incentivos a los empresarios que participen en la rehabilitación y puesta en valor de Colón. Todavía más: a diferencia de lo que ocurre con el casco antiguo de Panamá, los residentes de Colón Puerto Libre no tendrán que desplazarse. En otros términos, podrán seguir viviendo en sus residencias, si así lo prefieren si y cumplen con la ley.

La oportunidad de hacer compras en un área de gran belleza y libre de impuestos, promete convertirse en una necesidad para turistas y viajeros. Y también para los inversionistas, que podrán hacerse acreedores de una serie de beneficios fiscales, como la deducción del impuesto sobre la renta a las donaciones para la construcción, reconstrucción, restauración, mantenimiento, iluminación o mejoras en los parques, murallas, áreas verdes, templos y otros espacios públicos.

También se incluye la exoneración, por el término de 30 años, del impuesto de bienes inmuebles que recaiga sobre las edificaciones construidas, reconstruidas o restauradas que obtengan permiso de ocupación, y del impuesto de importación a los equipos y materiales que se utilicen en la obra.

Estas son algunas buenas razones que explican el atractivo que va a tener Colón Puerto Libre, adicionales a los beneficios que ofrece la Zona Libre de Colón a los comerciantes e inversionistas del mundo y nosotros, en Coronell & Lam Asociados –con 47 años de experiencia- nos sentiremos muy complacidos de brindarle nuestros servicios profesionales. ¡Comuníquese con nosotros ahora mismo! ¡Estamos para servirle!